jueves, 15 de mayo de 2008

Policial de enigma


Un detective como Sherlock Holmes, un personaje sedentario, es un experto en causalidad (de causa), dado que recorre el camino inverso al efectuado por el delincuente y va de los efectos a las causas descubriendo los móviles o razones del crimen. ES EL HÉROE INDISCUTIDO DE LA LLAMADA LITERATURA POLICIAL DE ENIGMA O DETECTIVESCA.


Los textos que la integran parten de un misterio inicial aparentemente insoluble (sin solución), seguido por una investigación llevada adelante por el detective, muy deductiva, analizando minuciosamente cada una de las pistas, utilizando la lógica, hasta llegar a una contundente y efectista revelación de la verdad. Los indicios más superficiales suelen ser los más reveladores y, aquellos personajes que parecían ser sospechosos al principio resultan ser inocentes al final y viceversa, el que parece más inocente termina siendo culpable.

POLICIAL CLÁSICO (el inglés, por ejemplo)
El detective es un personaje célibe (no está casado, no tiene hijos), no está inserto en la institución familiar y tampoco en la institución policial, ya que trabaja en forma privada. Es un "amateur"que investiga por placer; generalmente es rico y no depende de un sueldo para vivir. Es conocida en la literatura la rivalidad establecida por los integrantes del cuerpo policial -que aparecen siempre como tontos o ineficaces- y los investigadores privados. Por ejemplo, los inspectores de Scotland Yard compiten constantemente con Sherlock Holmes, quien los menosprecia y a quienes derrota permanentemente en los casos en que lo consultan cuando -muy a pesar-, no pueden resolver los misterios.